{un/compliant}

2005/01/26

Criticar, criticar y criticar

Ya no me gusta el Presidente Uribe.

No me gusta el hecho que haya dicho mentiras acerca de la captura de Granda. Debió haber dicho, "Sí, pagamos una recompensa, por que uds. lo nacionalizaron hace dos meses" (aunque no tenía por qué darle explicaciones a Chávez). No entiendo por qué Granda habló con los medios, y no entiendo por qué una operación que debió haber sido secreta terminó en el dominio público.

No me gusta el hecho que cree demasiado en su propia leyenda, cuán Chávez, guardando las proporciones. Chávez está montando un pseudo-culto de la personalidad, Uribe todavía no ha llegado hasta allá. Uribe no parece confiar demasiado en nadie, ni siquiera en el electorado colombiano (por ende, la re-elección...para no perder el control, para que el país no se "desvíe del caminito"). No me gusta su actitud "rural" hacia las cosas - un finquero gobernando un país predominantemente urbano.

No me gustan sus subsidios agrícolas y su gastadera de plata, ni sus intentos por controlar el Banco de la República. No me gusta el hecho que no está aprovechando el precio del dólar y del petróleo para prepagar la deuda externa, ahorrándole al país millones de dólares por pago de intereses hacia el futuro. Obviamente, lo más importante es hacer populismo para la reelección...así si no hay disciplina fiscal que valga.

No me gusta el hecho que haya restringido la libertad de prensa en el Plan Patriota. Y, aunque estoy de acuerdo con su pelea contra las ONG's, creo que su defensa contra los ataques políticos de éstas organizaciones fué escandalosa e inefectiva. E igualmente, podemos hablar acerca de la organización danesa, "Rebelión", y el pequeño escándalo que se armó por ahí. Y no me gustó como sacó a la Ministra de Defensa, que, al final de cuentas, tenía razón acerca de su pelea.

Uribe dejó a un lado la tecnocracia utilitaria de gente como Juan Camilo Restrepo y Rudolf Hommes a un lado, y, siendo un "tecnócrata utilitario", no estoy demasiado contento con ésta situación.

Claramente, aunque sí estoy de acuerdo con la figura de la re-elección, no voy a votar a favor de Uribe en el 2006. Sería inconveniente para el país. Voy a registrarme en el consulado de Colombia en Canadá para poder votar por correo en las próximas elecciones. Obviamente no voy a votar por un neocomunista del Polo Democráticoneo-bolivariano/comunista Independiente, pero tampoco creo que Uribe sea una representación de mi punto de vista político en éste momento.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home